La subvaloración del ciclismo

La subvaloración del ciclismo
junio 20 19:37 2017

La bicicleta es el regalo añorado y esperado por la gran mayoría de los niños de nuestros tiempos, a temprana edad ya comienzan a dar sus primeras pedaleadas con la ayuda de dos rueditas chicas, luego de un par de semanas se aventuran, se quita la ayuda y es aquí cuando comienza lo más entretenido, ya que este paso viene acompañado dramáticamente de una serie consecutiva de caídas, rodillas y codos rasmillados, llantos en algunos y carcajadas en otros.

Rápidamente pedalear se vuelve una actividad en piloto automático, y es cierto ya que jamás se olvida, nadie, aunque haya dejado de hacerlo en años tendrá que volver a aprender, pasa a ser un don adquirido y que queda entre las actividades básicas tal como caminar o correr.

Lo anterior me atrevo a decir que considera al 99,9% de la población (al menos nacional), no hay limitantes materiales ni de acceso, si un niño no tiene su propia bicicleta de seguro aprenderá en la de algún amiguito, con eso quiero dejar de manifiesto que se trata de una actividad elemental en la niñez.La subvaloración del ciclismo

Pero … andar en bicicleta no es lo mismo que ser ciclista

Entrando en un terreno mucho más específico y de avanzada me detengo en el «ciclismo como deporte”, un deporte además ramificado: ciclismo de ruta, ciclismo de montaña, ciclismo de pista, ciclocross y otros más.

En Chile, el ciclismo en cualquiera de sus ramas en términos generales es aún un tanto “amateur”, salvo una que otra excepción tanto en deportistas y como en un par de entrenadores. Perdónenme por la calificación, quisiera decir que estamos a un nivel superior, pero sería mentira.

Para muchos el nivel nacional se debe a lo flaco que son los aportes del Estado o a la falta de deportistas de elite los que a mi juicio son consecuencia de una serie de situaciones de las cuales me voy a referir en otra publicación.

El fútbol, deporte del que también disfruto a través de la televisión, tiene un protagonismo muchas veces detestado, recriminado.  Sin embargo, el asunto es ¿Por qué el ciclismo en cualquiera de sus ramas carece de difusión? o más fundamental, ¿Por qué el ciclismo no es un deporte que atraiga a las masas?

Para responder esto tengo una teoría que comienza y raya en lo básico, pero que a juicio personal es el elemento determinante.

El ciclismo es un deporte de alto rendimiento y la gran mayoría de las personas ¡no lo sabe!, el ciclismo ha sido por años subestimado, las personas asumen que subirse a la bicicleta es algo sencillo, una acción coordinada por el sistema nervioso central y que funciona como dije antes -en piloto automático, ¡pero eso no es ciclismo!, no es deportivo.  

Como consecuencia de esta sub-valoración es que no es atractivo ni llamativo, no existe el interés popular por asistir a una carrera de mountain bike, a un Gran Fondo o la carrera que sea.

¿Entrenador para hacer ciclismo?

Casi como anécdota es que en algún minuto a Bruno, mi hijo – le cuestionaron (iba a decir preguntaron, pero merece la distinción) el hecho de que tenía un entrenador. ¿Tienes entrenador para la bicicleta? – Dicho de esta manera suena loco, una verdadera exageración.  No obstante, quienes hemos visto más allá de la punta de este iceberg, sabemos que el ciclismo es un deporte de alta exigencia física y mental, requiere de años de preparación y entrenamiento, fundamental es el talento como también la necesidad de desarrollar habilidades físicas y técnicas, la dedicación y preparación mental de esta profesión marca la diferencia entre los competidores de todo el mundo.

Hago esta reflexión o más bien levanto una tarea para todos quienes estamos insertos en el ciclismo, sin importar cuanto, aportemos y levantemos esta rama del deporte, una rama que está siendo recién explorada y necesita explotar ante el mundo.

¿Cómo hacemos para demostrar que el ciclismo es un deporte de alto rendimiento?

¿Qué rol juegan las marcas en la preparación y profesionalización de deportistas elite?  Y perdónenme las marcas por dejarles esta tarea, pero es que, del que debería ser el principal responsable, me refiero al Estado, ya no espero nada.

¿Cómo ayudamos a fomentar nuestro deporte?

Siempre he dicho, debemos llevar gente a presenciar las carreras, familiares, amigos. Porque donde hay público (masivo) está el marketing corporativo, las marcas y no necesariamente vinculadas al ciclismo y ¡donde hay marketing – hay lucas! (nos guste o no), lucas para producir eventos de primer nivel, pero más importante aún, para profesionalizar a los ciclistas.

Y tú ¿Qué opinas al respecto?

Haz un comentario